Sedum sediforme (uva de pastor, uña de gato, arroz de moro)

 

Esta es una planta crasa o suculenta, a las que se distingue por estar  adaptadas a la sequía, poseyendo hojas engrosadas que les sirven como contenedores de agua.

Conocida vulgarmente como uña de gato, es muy abundante en la región mediterránea, aunque está muy extendida por todo el mundo. De porte erguido, suele alcanzar unos 30 cm de altura, con tallos terminales más largos de los que surgen densas unidades florales hermafroditas, de un color amarillo claro a finales de junio y hasta agosto.

Su hábitat preferido son las zonas rocosas y agrietadas con poco sustrato y muy expuestas al sol (tejados, muros, rendijas de roca). De ahí el dicho popular: “Que coses més bones que cria el Senyor, per dalt les teulades raïms de pastor”.

Aunque hoy en día se usa como planta ornamental, tradicionalmente se le ha dado un uso culinario a tallos y hojas. Consumidas crudas o hervidas, aderezadas con limón, aceite, vinagre y sal, junto con hierbas aromáticas como el tomillo, siendo los brotes más jóvenes los más tiernos y sabrosos (hay que evitar recoger los tallos, que son muy fibrosos).

De las muchas recetas que hay para preparar, yo os aconsejo ésta que puse en práctica personalmente con un buen resultado (la receta está tomada del Herbario Virtual de Banyeres de Mariola y Alicante): Limpiar bien el raimet de pastor para quitarle la posible tierra que pueda tener. Ponemos una cazuela grande con agua al fuego y esperar a que empiece a hervir. Una vez el agua esté hirviendo metemos todo el raimet dentro de la olla y esperamos a que el agua que en estos momentos ha dejado de hervir vuelva a hacerlo. Una vez veamos que empieza de nuevo apagamos el fuego y retiramos la olla. La dejamos tapada hasta que se enfríe el agua. Una vez el agua esté fría ya podemos proceder a preparar el raimet en tarros. Primero prepararemos el agua con la sal y el vinagre. La proporción viene a ser de unos 10 vasos de agua, 1 de vinagre y ½ de sal. Vamos metiendo raimet y le intercalamos la pebrella y los trocitos de limón conforme vamos poniendo el raimet. Lo único que hay que tener en cuenta es que quede todo sumergido para que no se estropee. Cerrar los tarros y esperar unos días (4 ó 5 es suficiente).

Sedum sediforme(raimet de pastor, uña de gato)

También se la ha usado medicinalmente por sus propiedades. El propio consumo de la planta previene úlceras de estómago y combate la acidez. Sus hojas crudas nos ayudan a curar llagas de la boca e incluso su líquido untado sobre las heridas favorece la cicatrización. La infusión de las hojas y flores es un suave tranquilizante natural.

Os animo a probarla, siempre que la recolectéis en zonas vírgenes o limpias de contaminantes.

En el vídeo que acompaño vemos a un afamado cocinero alicantino, David Ariza, loando las virtudes de esta humilde planta.

Vídeo