PAS DELS BANDOLERS-S. DE BERNIA-28/OCTUBRE/2018

28 de octubre de 2018, a las siete en punto de la mañana, en el aparcamiento de Giravella, lugar de encuentro, quedamos 14 esforzados senderistas (13 adultos, 3 de ellos mujeres y un niño) además de un perro, dispuestos a pasar un domingo estupendo haciendo lo que más nos gusta: caminar.

Nos subimos ilusionados en nuestros coches y partimos camino del punto de salida de la excursión en el aparcamiento de las Fonts de L’ Algar en Callosa d’Ensarriá.

A las ocho y media iniciamos la marcha por un camino aglomerado entre bancales de frutales que va ascendiendo hasta una casa, después se hace de tierra y a la derecha empieza a descender hasta el lecho del río, nos movemos debajo de los peñascos de l’Aspre y de Orenga, ;lamentablemente entre pinos quemados por algún incendio forestal no muy alejado en el tiempo; después ascendemos a la derecha y llegamos a una masía en ruinas, detrás de ella ya se vislumbra la majestuosidad del embudo del Barranc del Curt, continuamos,a la izquierda, por debajo de la casa y llegamos al EMBUDO, el más espectacular de los parajes visitados hoy; algunos subimos y bajamos por su abrupto y arriesgado acceso, nos adentramos en su cavidad y hacemos algunas fotos.

Después subimos por la pedrera, el tramo más difícil y penoso de esta ruta, por su inclinación y por estar, en esta ocasión, húmedo y resbaladizo. Siguiendo las marcas giramos a la izquierda hacia un pino grande que sale de la pared, aquí empieza el Pas dels Bandolers propiamente dicho, un paso diagonal ascendente que nos lleva por la pared al otro lado, el paso aunque no es complicado tiene dificultad, por lo que hay que tener mucho cuidado, un resbalón aquí es mortal.

El peor punto aparece indicado por el gran pino, que nace en la pared de la montaña, pasamos después por una senda estrecha, con un precipicio a nuestra izquierda, en el sitio hay cuerdas, cadenas para agarrarse y una pequeña vía ferrata, que ayudan a superar este tramo, y cuya colocación viene siendo muy criticada por los amantes del senderismo puro y duro por el impacto ambiental que causan en la zona.

Ya arriba, sobre las 10:30 de la mañana almorzamos; a nuestros pies el descenso del Barranc del Curt, enfrente la imponente Sierra de Ferrer, las vistas son espectaculares y el tiempo nos acompaña, brilla el sol.

Después de almorzar bajamos al barranco, tomamos un sendero por la izquierda, las vistas son impresionantes, ascendemos y dejamos ya este impresionante lugar.

Después viene un tramo de transición, monótono él, dónde lo más importante es no perderse, hay palmitos y vegetación baja, y las marcas son escasas; el organizador de la actividad Domingo “Tarántula” nos desvía a la derecha para visitar un singular corral de toros bravos, nos hacemos fotos allí y retomamos nuestro camino original hasta Casas de Bernia, acometiendo el PR de ascenso al Fort de Bernia, subida no muy dura donde lo que prima es la espectacularidad del paisaje y las vistas de la Cresta de Ferrer, Bernia y Orenga, echamos un último vistazo al hueco de la gran depresión por la que hemos subido, cambiamos la dirección hacia el sur, nos encontramos con la bonita vista de L’Aspre. Por fin llegamos al Fort, las vistas son impresionantes: El mar, Altea, el Albir, Serra Gelada, Benidorm, su isla, el Puig Campana, el Ponoig, etc., hemos llegado hasta aquí discurriendo por parajes que bien podrían ser de los Pirineos o de los Picos de Europa.

La idea, en un principio, era la de comer en el Fort, ya que la hora de llegada, sobre las 14:30 del mediodía así lo aconsejaba, pero las condiciones meteorológicas amenazaban lluvia por lo que decidimos, después de plasmar en una foto de grupo este paraje, no parar a comer y continuar la marcha hasta el punto de partida en las Fonts de L’ Algar, donde esta mañana, dejábamos los coches.

Continuamos pues con la ruta descendiendo por el PR que nos conducirá allí, unas veces en zig zag, otras más tendido, pasando por el Bancal Roig y siguiendo hasta una pequeña encrucijada en la que un poste nos indica la dirección a seguir, se acentúa la pendiente, bajando en zig zag hasta que el sendero se acaba en un camino y éste a su vez en una pista de aglomerado que discurre entre invernaderos descendiendo poco a poco hasta llegar al principio de nuestra ruta de hoy.

Solamente una pequeña, no se si llamarla contrariedad o anécdota, y es que el que os lo cuenta, sufrió una pequeña caída contra el aglomerado de la pista, por suerte sin consecuencias, y que puso a prueba el botiquín y el buen hacer de nuestra siempre incombustible Mari Angels, que curó a Pepe en la comida una vez finalizada la ruta.

Ruta espectacular llena de historia y naturaleza, con rincones impresionantes de gran belleza, naturaleza en estado puro, zonas agrestes, incluso mágicas, como toda la zona del Pas dels Bandolers hasta el Barranc del Curt.

Agradecer a Domingo el habernos dado la oportunidad de disfrutar con él de esta preciosa ruta y a todos los participantes … gracias por ser como sois, así da gusto hacer montaña.

Hasta la próxima ruta.

Ruta en Wikiloc…. Pincha aquí